CRONICA

Con plantones y marchas en Baños, familiares y amigas de la cadete Joselyn S. expresan su respaldo a la única detenida por el femicidio de María Belén Bernal

Piden justicia para ella y para la abogada quiteña María Belén Bernal.

Casi por una semana en Baños de Agua Santa se realizaron plantones y marchas organizados por familiares y amigos de la cadete Joselyn S. P., quien se encuentra con prisión preventiva por la investigación del femicidio de la abogada María Belén Bernal.

Según las versiones expuestas durante el proceso de investigación de este caso que ha puesto en el foco de atención a la Policía Nacional, Bernal llegó a la Escuela Superior de Policía, al edificio de habitaciones de los oficiales, y encontró a su esposo, Germán Cáceres, y a una cadete (la única detenida al momento), lo que provocó una discusión con gritos y pedidos de auxilio.

Eso ocurrió el domingo 11 de septiembre, el último día que se vio con vida a la abogada. Luego, el miércoles 21 su cadáver fue hallado enterrado en el cerro Casitagua, cerca de dicho centro de formación.

Familiares y amigos de la cadete se reunieron por las tardes para recorrer varios sectores de Baños, de donde ella es oriunda, y exigir su libertad y que se haga justicia.

El último plantón fue el martes de esta semana, luego del desistimiento del recurso de habeas corpus que se planteó con el fin de pedir que se libere a la cadete.

Yadira Vega, amiga de Joselyn S. P., manifestó que las marchas y plantones surgieron de forma espontánea, porque se dieron cuenta de que desde que se conoció el caso hubo, a su juicio, cierta injusticia e inconsistencias, porque pese a que el día del incidente hubo más personas, entre oficiales y cadetes, solo la detuvieron a ella.

“Entonces desde un principio nos pareció indignante, raro, además de acuerdo a cómo se manejó la información de buenas a primeras el primer nombre que salta a la luz fue el de Joselyn, incluso antes de (Germán) Cáceres, por lo que llegamos a pensar que se estaban haciendo las cosas mal”, sostuvo Vega.

Añadió que con los plantones y marchas no solo piden justicia para Joselyn, sino también para María Belén Bernal, y que van a estar pendientes de cómo se lleva el proceso.

Vega recordó a la cadete como una persona que siempre ha luchado por cumplir sus sueños, uno de ellos: ser policía. Para ello, dijo, la joven puso todo su esfuerzo.

Comentó que como amiga y persona Joselyn S. P. se ha caracterizado por ser leal, solidaria, incondicional y colaboradora, que por esa razón ella estaba junto con sus amigos en momentos difíciles y que le era fácil entablar amistad con mucha gente.

“Consideramos que como amigas no tenemos que estar solo en los buenos momentos, sino también en los malos, por eso estaremos junto con ella hasta cuando se sepa la verdad, que el hecho no quede impune”, aseguró Vega.

Por su parte, Silvia Santana, vecina de la familia de la cadete en el barrio Las Ilusiones de Baños, refirió que la conocen como una persona que tiene una aspiración muy grande y que por esa razón les cuesta creer lo que dicen de ella.

Manifestó que llegó a vivir en Baños hace cerca de 30 años, y que nunca había escuchado algo malo de ella o de la familia. Contó que a Joselyn le gustaba el deporte y que salía a caminar con la mamá, con otras mujeres y jóvenes del sector.

Santana comentó que la familia es gente buena, de trabajo y humilde, que incluso la hermana de Joselyn luego de graduarse y al no encontrar trabajo decidió migrar al extranjero. (I)

Fuente: El Universo Ec

Tendencia