DEPORTES

El cántico de la hinchada del ‘Fla’ retumba en Puerto Santa Ana y hace de este sitio un pedazo de Río de Janeiro

Los hinchas del Flamengo se tomaron Puerto Santa Ana para alentar a su equipo previo a la final de la Libertadores. Foto: El Universo

Los colores rojo y negro, característicos del club Flamengo, predominan desde inicios de esta semana en la explanada de locales ubicados en Puerto Santa Ana. El ambiente de fiesta se encendió a pocas horas de que se dé el cotejo deportivo entre ese equipo y el Athletico Paranaense en el estadio Monumental Banco Pichincha, este sábado 29 de octubre.

Como ambos equipos son brasileños, la mayoría de aficionados que han llegado a Guayaquil provienen de Brasil, principalmente de Río de Janeiro, pero también de otras localidades de uno de los países más futboleros de Sudamérica como Curitiba, capital del estado de Paraná; Vitória, de Espíritu Santo y demás.

El espacio entre establecimientos frente al edificio Riverfront I se llenó este jueves 27 de octubre de banderas y de cientos de hinchas que saltaban al ritmo de las canciones del ‘Fla’ como llaman los aficionados al Flamengo, club que se ha coronado dos veces campeón de la Copa Libertadores de América y va por su tercer título.

La Arquibancada Incendeia se coreó entre los aficionados que llegaron a la ciudad. Algunos se situaron dentro de los más de 10 locales ubicados en la zona de restaurantes; otros, en cambio, formaron grupos y se instalaron en diferentes puntos con congeladores portátiles.

Los tambores retumbaron desde las 17:00, aproximadamente. Al menos diez personas lideraron la fiesta que se formó en este sector de la urbe. Ellos guiaban a los hinchas para gritar las canciones del equipo. Unas bengalas de color rojo se encendieron en varias ocasiones para ambientar el lugar y como señal para que más hinchas se acerquen.

Al pasar las horas, Puerto Santa Ana se repletó de aficionados que vestían la camiseta del ‘Fla’, algunos de ellos con pocas horas de haber arribado al país. Diogo y Caio Viana, por ejemplo, llegaron este jueves desde Vitória, capital del estado de Espírito Santo.

Ellos se alojarán hasta el domingo en los departamentos del sector junto a otras seis personas que viajaron para la final copera.

“Con pocas horas estamos felices en Guayaquil, la gente muy amable”, dijo uno de los turistas brasileños.

Los aficionados llegaron con banderas y tambores a alentar a su equipo. Foto: El Universo

Los miembros de la Raça Rubro-Negra, una de las torcidas (asociación de aficionados) conocidas en Brasil, se asentaron en Puerto Santa Ana con una sus banderas. Una tela de al menos cuatro metros de ancho y dos de largo tenía el escudo de la barra junto a su nombre en letras blanco, negro y rojo.

“Este es un espectáculo que hace, literalmente, temblar el suelo de cualquier sitio”, expresó Ricardo Da Silva, quien llegó a Guayaquil desde Boston el miércoles 26. Él junto a su amigo Bruno Lina Figueiredo, que viajó desde Holanda, siguen al Flamengo desde jóvenes.

La pasión por el fútbol y su afición al equipo es lo que los trajo a Ecuador y los ha llevado a recorrer varios países.

En Guayaquil tienen previsto visitar Las Peñas y degustar del bolón, por recomendación de coterráneos que llegaron hace una semana a la ciudad.

Las banderas del ‘Fla’ se flamearon en varios puntos de Puerto Santa Ana. Foto: El Universo

Ambos permanecerán en Guayaquil hasta el domingo 30. “Guayaquil es una ciudad muy cálida, con gente buena y que le gusta celebrar y festejar”, comentó Lina Figueiredo.

Enrique, otro brasileño, llegó a Guayaquil este jueves después de cuatro días de estar en Montañita. “Me parece todo muy bueno, vamos a quedarnos hasta el lunes para conocer la ciudad”, señaló el visitante.

En Puerto Santa Ana también se han iluminado ciertas partes. Un túnel con luces rojas, blancas y verdes está encendido en la parte baja de los edificios que están frente al río Guayas. Allí, además de los visitantes, los guayaquileños aprovechan para tomarse fotos y pasear en familia.

Rosa Erráez visitó este sector de la ciudad junto a su esposo y su hijo de ocho años. El pequeño, aunque no conoce a todos los jugadores del Athletico Paranaense, viste el uniforme del equipo. “Él de repente me dijo: Mamá, quiero el uniforme de ese equipo de Brasil”, contó la madre de familia.

Los trabajadores de los locales en Puerto Santa Ana tienen alta expectativa con la llegada de turistas. En varios de los bares y restaurantes se han colocado banderas de los dos equipos y se ofrecen promociones en bebidas y piqueos.

El sector está resguardado por agentes de la Policía Nacional. En grupo y a pie, los uniformados realizan rondas en los puntos en donde existe una mayor afluencia de usuarios.

De hecho, Puerto Santa Ana está dentro de los cuadrantes que están vigilados por las cámaras de videovigilancia de la Corporación para la Seguridad Ciudadana (CSCG). Esto, con la finalidad de garantizar la estadía de los visitantes que lleguen a la ciudad. (I)

Fuente: El Universo

Tendencia