INTERNACIONAL

El huracán Ian podría provocar más aumentos en los precios de los alimentos

Nueva York (CNN Business) — El huracán Ian es la última catástrofe natural que afecta a los precios de los alimentos. La tormenta que azota Florida ya está obligando a los futuros del zumo de naranja a subir, y pronto podría reducir el suministro de fertilizantes del país, lo que podría tener un impacto de gran alcance.

Los precios de los contratos de zumo de naranja concentrado congelado alcanzaron unos US$ 1,92 dólares por libra a primera hora de este miércoles, un aumento de más del 5% respecto al martes, antes de moderarse ligeramente.

Florida es uno de los principales productores de cítricos, incluidas las naranjas y los pomelos. Al menos el 75% del cinturón de cítricos de Florida está bajo la amenaza de fuertes lluvias de inundación en las próximas 36 horas, según el proveedor de imágenes por satélite Maxar Technologies.

El WeatherDesk de Maxar considera que al menos un tercio de las arboledas pueden sufrir daños por el viento, sobre todo en la parte noroeste del cinturón de cítricos.

Los futuros del zumo de naranja han subido casi un 30% en lo que va de año. Y el momento de la tormenta es difícil para los agricultores de Florida, ya que los cultivos de cítricos se acercan a la temporada de cosecha.

«Habrá bastante caída de fruta y pérdidas de fruta de los árboles», dijo Maxar.

La producción de cítricos ya estaba sometida a una importante presión incluso antes del huracán Ian.

En julio, el Departamento de Agricultura de EE.UU. estimó que la producción de naranjas de EE.UU. caería un 13% en 2021/2022 hasta el nivel más bajo en 55 años debido a la sequía en California y al enverdecimiento de los cítricos en Florida.

El enverdecimiento de los cítricos es una enfermedad que hace que los árboles produzcan menos fruta y de menor tamaño. Como consecuencia, los productores de zumo tienen que utilizar más naranjas por botella, lo que aumenta sus costes y provoca una subida de precios para los consumidores.

Los precios de las naranjas y mandarinas aumentaron un 14,4% en el año hasta agosto. El precio de los zumos y otras bebidas no alcohólicas subió un 13,1% en ese periodo.

El suministro de fertilizantes podría verse reducido

Mientras tanto, uno de los principales productores de fosfatos utilizados en los fertilizantes tiene su sede en Tampa, donde se prevé que la tormenta golpee con fuerza. El productor, Mosaic, dice que proporciona la mitad de todo el fosfato granular vendido a los agricultores norteamericanos.

«En previsión del impacto sustancial del huracán Ian, hemos tomado las medidas adecuadas para proteger a nuestra gente, minas, plantas, instalaciones portuarias y oficinas administrativas», dijo en el comunicado William Barksdale, director de comunicaciones corporativas de Mosaic.

Mosaic dijo que los empleados de su oficina corporativa de Tampa y de otros lugares están trabajando a distancia. La compañía dijo que sigue completando los preparativos en sus instalaciones de minería y producción de fosfato en Florida, así como en Louisiana, y agregó que esos preparativos comenzaron la semana pasada.

Cuando los agricultores gastan más en fertilizantes, tienen que aumentar los precios de los cultivos que producen, o recortar y reducir la oferta. En cualquier caso, los precios más altos se trasladan a los consumidores.

El clima extremo es uno de los principales factores que contribuyen al aumento masivo de los precios: las sequías obligados a los agricultores estadounidenses a vender sus rebaños y a destruir sus propios cultivos. En los últimos años, las inundaciones también destruyeron los cultivos y matado al ganado.

La tormenta llega en un momento en el que los consumidores ya están viendo incrementos récord en los precios de los alimentos. El coste de los alimentos este año se ha disparado un 11,4% hasta agosto, el mayor incremento anual desde mayo de 1979, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

Los precios de los comestibles aumentaron un 13,5% y los de los menús de los restaurantes un 8% en ese periodo.

Chris Isidore y Vanessa Yurkevich de CNN contribuyeron a este informe.

Fuente: CNN

Tendencia