CRONICA

Urgente: sobreviviente a dos atentados terminó asesinado en Pedro Carbo

La pareja y el chofer de Carlos Kada también fueron asesinados.

Se salvó de morir dos veces. Hombres armados lo atacaron con disparos de fusil en una avenida del norte de Guayaquil, el pasado 6 de enero. Pero solo lo hirieron, debido al blindaje de su vehículo. Días después, sicarios ingresaron al hospital donde se recuperaba y la incursión armada fue repelida por sus guardaespaldas. Carlos Kada Asencio, quien sobrevivió a dos atentados, terminó asesinado en una zona rural de la provincia del Guayas.  

Un triple asesinato se registró una hacienda de la parroquia Sabanilla, del cantón Pedro Carbo, la madrugada de este sábado, 21 de enero de 2023. Medios locales informaron del asesinato de Kada y dos acompañantes en base a un parte policial y a la confirmación de la Comandancia de la Zona 5 de Policía.

Un grupo de hombres armados irrumpió cerca de las 04:00 en la finca y asesinaron a Carlos Kada, a su pareja y a su conductor. El comando de seis personas que participó de los asesinatos huyó del lugar en vehículos, sin lastimar a otras personas que se encontraban en la hacienda.

Las vidas de Carlos Kada, quien sobrevivió a dos atentados

El nombre de Carlos Kada, a quien se señalaba como presunto financista de una banda criminal de Guayaquil, saltó a la palestra pública tras el violento ataque a tiros del que fue víctima el pasado 6 de enero del 2023.

Hombres armados con fusiles le dispararon en repetidas ocasiones, desde una camioneta en movimiento, al todoterreno blindado en el que se movilizaba con su mujer. Ese primer ataque se registró en la avenida Miguel H. Alcivar, en la Kennedy Norte, al norte de Guayaquil.

Los disparos de fusil lograron penetrar el blindaje e hirieron a Kada, quien salió del automotor cubierto de sangre con ayuda de su mujer y de los primeros policías que acudieron al lugar. Un trabajador de un patio de venta de autos de la zona fue impactado por una bala pérdida y murió como víctima colateral del ataque.

Días después, el pasado 11 de enero, armados ingresaron por la fuerza a la casa de salud donde Carlos Kada se recuperaba de las heridas, para intentar atentar contra su vida. Dos tiroteos se registraron al interior del hospital. La guardia personal del paciente repelió la incursión y uno de los presuntos atacantes terminó muerto a balas en el piso de un ascensor. Ese mismo día Kada, con cinco antecedentes penales e investigado recientemente en dos ocasiones, salió de alta del hospital.

Fuente: El Comercio Ec

Tendencia